Líneas de Sangre

 
 
 

 
 
 

 

 

Por Hans Peter-Rieker
von Bad-Boll

 

Simposium teórico-práctico impartido por Hans Peter-Rieker
  Líneas de Sangre
     
   

Hans Peter Riecker mostró a través de esquemas la evolución de la raza en diferentes líneas de sangre, dejando patente las que se han impuesto hasta el momento y aquellas que han dejado de tener influencia, por no contar con reproductores significativos que les diesen continuidad.En el centro de la raza, como parte más potente dinámica y numerosa del Pastor Alemán moderno, situa las camadas "Q" y "F" de Arminius, que ofrecen múltiples ramificaciones paternas y maternas a través de "Odin v. Tannenmeise", "Enzo v.d. Burg Aliso", "Mark v. Haus Beck" , "Eiko v. Kirschental", "Cello v.d. Römerau", "Wick v. Bad-Boll", etc.

El Sr. Hans-Peter Riecker se extiende en múltiples consideraciones personales sobre ejemplares punteros de la última década, que suponen una inestimable ayuda a la hora de programar los cruces.

     
 

Odin v. Tannenmeise
Cualidades de tipo, fuerza de hueso, pigmentación e impronta masculina, cuidado a la hora de cruzar con las caderas y aptitud en el ring.
 

Jeck v. Noricum
Mismo planteamiento que en el anterior (su padre). Destacar su línea superior e inferior y su buena estructura.
 
Visum v. Arminius
Gran calidad en su línea materna, sobre todo a través de su abuela "Nati v. Grafenhain" a la que considera una de las mejores reproductoras.
 
Cello v.d. Römerau
Gran calidad de sus cuartos traseros, la posición de la cruz y de la grupa. Estas virtudes son igualmente aplicables a algunos de sus descendientes más cualificados, como "Eros v. Luisenstrasse". A la hora de prevenir los riesgos de esta línea, una llamada a tener en cuenta con los problemas de exceso de talla y de la inclinación del húmero.
 
Mark v. Haus Beck
Vitalidad en la reproducción que ha tenido varios hijos Ausleses:
  • Nickor v. Holledau, buen reproductor aunque mejor de hembras que de machos.
  • Kimon v. Dan Alhedy's Hoeve, entre otras destacar la armonía de proporciones como gran virtud de transmisión
  • Lasso v. Neuen Berg, muy buen reproductor, posiblemente de los mejores grupos que se han visto en la Sieger alemana. Buen tamaño, armonía de proporciones, tipicidad, corrección anatómica... Acoplarlo con hembras que aporten amplitud de movimiento.
  • Natz v. Steigerhof , dotes comprobadas de buen reproductor, tener cuidado con el tamaño y el temperamento a la hora de cubrir.
 
Ulk v. Arlett
Destacar sus excelentes proporciones, armonía tanto posado como en movimiento y su disposición para mostrarse en el ring.
 
Xantos Shano
Amplitud de movimiento que lo hace aconsejable para el cruce con hijas de "Lasso v. Neuen Berg".
   

Sobre la línea de Uran v. Wildsteiger Land la considera enormemente positiva y beneficiosa para el conjunto de la raza en muchos aspectos, uno de los principales, el que se refiere a la salud, la longevidad y el seguro para unas caderas libres de displasia.

En el apartado referido a líneas que tienen un futuro incierto por falta de continuidad, la del Sieger Fanto v. Hirschel, cuyos mejores resultados venían a través de su hijo "Picolo v. Murrenhütte". También ve oscura la continuidad de Gundo v. Trienzbachtal, ya que el vicesieger "Cash v. Wildsteiger Land" no parece tener sucesor.

Y otro ejemplar que fue mítico en su día, el Sieger de 1983, Dingo v. Haus Gero, tampoco tiene una continuidad clara por vía paterna. Destaca de este ejemplar el Sr. Riecker el buen tamaño, las proporciones y, sobre todo, la extraordinaria disposición para el trabajo y para mostrarse en el ring. Un buen nieto suyo, heredero de sus cualidades es "Quant v. Kirschental", Excelente 2º en la Sieger alemana de 1991.

     
 

Planificación de cruces
     
   

No sólo hay que que tener en cuenta a los ejemplares "Ausleses" a la hora de planear un cruce ya que la historia demuestra la importancia de perros "Excelentes" en el devenir de la raza, aportando un listado de grandes ejemplares cuyos padres no habían sido "Ausleses".

Dicho esto, el Sr. Riecker mustra la forma de plasmar sobre un gráfico las características de un reproductor valorándolas según una escala de menor a mayor calidad (escasa, normal, buena, sobresaliente).

Las características elegidas por él para quedar constatadas (Displasia - Tipo - Tamaño - Disposición para el trabajo - Predisposición para el ring - Cabeza - Hermanos) lógicamente pueden ser cambiadas por cada criador a su gusto según los objetivos que se marque en un cruce.

Llevados al gráfico y superpuestos los puntos del macho y de la hembra que planificamos cubrir, el Sr. Riecker aconseja que los puntos más débiles de la hembra coincidan con una calificación notable en el macho para compensar y también que no se den puntos débiles repetidos en ambos. El secreto para un buen análisis y planificación es no engañarse a si mismo y ser lo más honesto y objetivo posible en la valoración de las características de nuestros reproductores.

Con el sistema de gráficos tendremos un método a la hora de planificar un cruce, poniendo claramente sobre el tapete los pros y los contras que nos proporciona cada semental en relación a las características de nuestra perra. Para hacer aún más completo el estudio de posibilidades, el Sr. Riecker aconseja un gráfico de las diferentes líneas de sangre ("Quanto" - "Uran" - "Fedor' - "Gundo" - "Fanto" - "Dingo" - "Cello", etc.) en el que quedan expresadas las características positivas y negativas de cada una de ellas y tenerlas también en cuenta a la hora de elegir el reproductor más adecuado.

     
 

Cómo entrenar aprovechando los instintos naturales del perro
     
   

Este apartado, uno de los más provechosos para la actividad del día a día de cualquier aficionado, hay que tener especial cuidado y ser muy meticuloso con el comportamiento que ha de tenerse con un cachorro desde las ocho semanas hasta el momento que llega a competir en la Sieger.

A diferencia de lo que suele ocurrir entre nosotros, los aficionados alemanes punteros "Nunca dejan nada a la improvisación en la preparación de un futuro Campeón".

Por poner un ejemplo, es necesario "calentar' los músculos del ejemplar poco a poco antes de entrenar duro, como cualquier atleta de competición. No tener esta elemental precaución produce a menudo en el perro fuertes dolores musculares y el consiguiente rechazo del ring que se convertirá para él en un sitio desagradable.

La correa es la "quinta pata" para el perro y, a través de ella, debe establecerse un estrecho vinculo con el presentador. A partir del cuarto mes de vida debe comenzar a familiarizarse con la correa y sentirla como parte suya.

Sobre los métodos que permiten al perro mostrar una óptima predisposición en el ring existen una serie de estímulos del oído, la vista y el olfato. El silbato de llamada debe ser usado desde los primeros momentos, haciéndolo sonar cada vez que va a visitarlo a la perrera, para que lo asocie a un encuentro positivo. Ese mismo sonido servirá de reclamo en los entrenamientos para ir con correa, que suelen hacerse en un bosque, escondiéndose el dueño o caminando por delante. Para despertar el interés en la búsqueda del dueño también se emplea el incentivo de los colores en la indumentaria. Los chandals de un determinado color, siempre el mismo, suponen un punto de referencia del dueño para el perro y debe también entrenarse en ese sentido.

Mantener la atención del ejemplar pero sin demasiada ansiedad, provocando una actitud de permanente búsqueda del dueño, es el mecanismo habitual para conseguir el atractivo movimiento vivo y expresivo que tanto admiramos en el ring.

     
 

Presentación correcta en las exposiciones
     
   

Queda patente que cuando se tiene método resulta mucho más sencillo presentar el perro al juez en buenas condiciones. El Sr. Riecker insiste en aplicar una filosofía que combina método y entrenamiento, dejando de lado la improvisación.

Una buena presentación se basa fundamentalmente en un buen entendimiento entre el llamador y el presentador. Y para eso hay que entrenar, evitando los frecuentes gritos, que ponen en tensión al perro y dan una impresión penosa. La coordinación debe hacerse mediante señas establecidas. Para colocar al perro hay que buscar una forma suave y natural, sin alzarlo bruscamente para conseguir la pose, como a menudo vemos, lo que produce una figura forzada, encogida y antinatural.

La confirmación o premio que le damos al ejemplar cuando adopta correctamente la posición que deseamos, es dejarle marchar hasta el dueño para que éste le felicite y acaricie.

De todo lo expuesto por el Sr. Riecker en este Simposium se deduce que el "milagro alemán" se basa fundamentalmente en tres premisas: método, rigor y trabajo.

Desde que se planifica un cruce hasta que el Pastor Alemán producto de ese cruce compite a alto nivel, todos los pasos se cuidan con minuciosidad, aplicando un entrenamiento constante.

La improvisación es una palabra poco conocida entre los aficionados alemanes y eso les produce una ventaja nada despreciable.

     
     
    Javier Silva, webmaster de jalex.info, asistió al simposium teórico-práctico impartido por Hans Peter-Rieker los días 16 y 17 de noviembre de 1996 en el Centro Canino Parayas de Santander.